Preguntas frecuentes

¿Qué es la poda en altura?

Llamamos trabajos verticales, o trabajos en altura, a todos aquellos que son llevados a cabo a partir de 2’5 metros del suelo y que requieren, por tanto, de un equipo y unas técnicas especificas, sea mediante una plataforma elevadora, trepando al propio árbol o usando una simple escalera.

Casco, arnés, cuerdas/líneas de vida… son algunos de los son parte de este equipo de protección para el operario. Motosierras de poda (o podadoras de altura), serruchos de mano, pértigas, poleas, frenos para el descenso de ramas, etc… son algunas de las herramientas y maquinaria específicas para este tipo de trabajo.

Disponer de estos equipos y realizar el trabajo según los estándares que marcan los organismos reguladores es imprescindible para hacer una poda o tala en altura en condiciones.

¿Cuál es la labor del arbolista/trepador?

Un trepador de árboles debe ser una persona formada en arboricultura, que posea conocimientos sobre multitud de especies, sus necesidades, ciclos y comportamientos y sepa cuándo y por qué llevar a cabo una intervención en un árbol.

Es también un trabajador especializado, formado en su campo, y que dispone de un material específico para esta labor. Usando la trepa o la plataforma elevadora como herramienta, el arbolista puede llegar a aquellas partes del árbol que necesite, sin importar la altura o ubicación del árbol.

El arbolista/trepador debe ser también alguien con buenos conocimientos en el uso de motosierras, serruchos y demás maquinaria cuyo uso puede resultar muy peligroso.

¿Cuándo y por qué contratar un arbolista/ trepador, podador de altura?

Aunque los árboles se desarrollen por igual tanto en medio natural como en un jardín o la vía pública, la ubicación de estos es algo esencial a la hora de llevar a cabo una poda, sobre todo si se quiere hacer de una forma correcta y lo más respetuosa posible con el árbol y los elementos que le rodean.

Un tejado, una piscina, una farola, el césped del jardín, las flores de temporada u otro árbol son algunos de los elementos más comunes a salvar. El trepador y su equipo se encargan de que los trabajos de poda o tala sean llevados a cabo con la máxima discreción posible y afectando solo al objetivo del trabajo, o sea, el árbol.

Un arbolista/trepador nunca trabaja solo, y junto a el equipo de tierra (mínimo 1 persona más llamado operario de suelo/groundie) y con la ayuda de cuerdas, poleas, frenos y otros, se encargan de que todas las ramas o secciones del árbol que se eliminen lleguen al suelo de la forma menos dañina posible y sin que supongan un riesgo durante su descenso.

Contacta